La sauna - Adelgazar yendo a una sauna

Nuestra salud puede beneficiarse en muchos sentidos de usar una sauna. Es un método natural para relajarse y mantenerse sano que ha estado presente a lo largo de los años en muchas culturas. Por ejemplo, los pueblos escandinavos y los romanos ya reconocían los beneficios de ir a los baños públicos y a las saunas con regularidad. Los beneficios físicos y mentales de utilizar una sauna son muchos, y si tienes la oportunidad de usar una sauna deberías aprovecharte.

Los beneficios de una sauna incluyen

Cuando tomas una sauna, pierdes una gran cantidad de fluídos por el sudor. Esto puede ocasionar una pérdida de peso momentánea y repentina, pero son solamente líquidos. Cuando te rehidrates ( y debes hacerlo, bebiendo antes, durante y después de entrar en la sauna) tu cuerpo recuperará ese peso perdido. Algunos depoertes requiren de los atletas que alcancen un peso determinado en poco tiempo. Estos atletas suelen emplear la sauna como método para ajustar su peso rápidamente. Ten en cuenta que cualquier tipo de pérdida de peso que se base en una deshidratación no es saludable.

No conviene abusar de las saunas. Una sesión no debe durar más de 20 minutos debido al incremento de temperatura corporal. Personas mayures y aquellos con problemas cardíacos deberíasn consultar a un médico antes de utilizar una sauna.

El uso de la sauna es muy saludable y puede ser incluída como parte de una dieta para perder peso y mejorar tu forma física. La sauna puede ayudarte a mantenerte en tu peso, te ayuda a liberar toxinas, a mantener tu complexión muscular y a reducir el estrés. Las saunas son un método muy efectivo de mantenerse sano si se usan con cuidado y moderación.