Cuántas calorías hay en un kilo de grasa corporal

Y la respuesta es...

Hay más de 7000 kalorías en un kilo de grasa corporal. Para perder un solo kilo de grasa corporal necesitamos perder algo más de 7000 calorías. Suena muy simple, y aun así muchas personas que realizan una dieta afirman bajar suficientes calorías por kilo cada semana pero no pierden grasa.

Las calorías por kilo no se suman cuando se trata de perder peso!

Si la ingesta de calorías se reduce, haciendo que las calorías consumidas superen a las calorías ingeridas por 500, parece lógico que la grasa corporal sea la que suministre esas necesidades adicionales de energía. No obstante, el metabolismo humano es muy complejo y puede variar entre individuos.

El tipo de combustible que usa nuestro organismo depende de diversos factores: niveles de energía existentes, niveles de motivación, tipo de ejercicios realizados, predisposición genetica, estado de salud general, factores nutricionales…

Durante una reducción de calorías algo de la energía quemada provendrá de grasa corporal, ya que esa es precisamente su misión. El problema es que la grasa no es la fuente de energía más cómoda para las células. Las células musculares necesitan un suministro constante de oxígeno para quemar grasa de manera continuada. En reposo es fácil obtener los niveles necesarios de oxígeno, pero estando en reposo quemaremos apenas 50 calorías por hora. Recuerda, necesitas quemar unas 7000 calorías por kilo de grasa, por lo que debemos tratar de incrementar el número de calorías que vayamos a quemar. Aquí es donde las cosas se complican.

Ejercitarse se traduce en quemar más calorías, pero si tu estilo de vida es sedentario eso se traduce en un peor suministro de oxígeno a las células musculares, por lo que estas células preferirán consumir otro combustible. Ese combustible proviene de los hidratos de carbono, ya que no requieren oxígeno.

El resultado es que tanto hidratos de carbono como grasas son utilizados para suministrar energía a las células, siendo los hidratos de carbono el tipo de combustible predominante. La proporción de hidratos de carbono y grasas depende de factores como el tipo de ejercicio y el estado de forma de cada persona. Estos factores ayudan a expicar la razón por la que los cálculos resultan confusos en lo que a pérdida de grasa corporal se refiere.

Las dietas bajas en hidratos de carbono pueden ayudar a algunas personas a bajar de peso, no obstante muchos de los kilos perdidos no serán grasas, sobre todo al principio de la dieta, cuando la pérdida de peso es más aguda. Recuerda, las células no pueden utilizar toda la grasa para quemar energía porque necesitan un suministro constante de oxígeno. Además, personas con sobrepeso tienden a tener un peor estado de forma lo que hace que sus organismos no puedan mantener los niveles de oxígeno necesarios para quemar grasas cuando se realizan ejercicios.

Nuestro cuerpo tiene un mecanismo para sustituir los hidratos de carbono: si se encuentran en escasa cantidad, simplemente quemamos más proteínas convirtiéndolas en hidratos de carbono, un proceso conocido como gluconeogénesis que tiene lugar en nuestro hígado. La gluconeogénesis es un proceso que nuestro cuerpo realiza constantemente, pero si hay menos hidratos de carbono disponibles entonces el proceso se acelera.
Al tener una gran cantidad de proteínas en nuestro organismo, no quemaremos más grasa corporal simplemente reduciendo la ingesta de hidratos de carbono.

Recuerda, el cuerpo siempre utiliza energía proveniente de grasas, hidratos de carbono y proteínas. Para quemar suficientes calorías de grasa corporal, necesitamos saber si estamos quemando calorías del tipo de combustible que queremos, y no de hidratos de carbono o de proteínas.

La mejor forma de acelerar la pérdida de grasa corporal es incrementando nuestro metabolismo basal. De esa manera quemaremos más calorías en reposo. Recuerda: en reposo el oxígeno suministrado hará que de todas las calorías quemadas un 90% sean grasas. Tom Venuto ha enseñado a miles de personas a utilizar ejercicios anaeróbicos para tener un metabolismo más activo y quemar mayor cantidad de grasa corporal.