Mejores ejercicios para perder peso de forma permanente

Realizar los ejercicios de una forma inadecuada puede hacer que el proceso de quemar grasas tome más tiempo

  1. Sentarse a leer un libro o ver la televisión

    Más que un ejercicio, esto es una actividad. El hecho de leer o ver la televisión hace que quememos más energía que si nos limitamos a estar sentados o tumbados sin hacer nada, aunque la energía extra que se consume proviene de un incremento de la actividad cerebral al interpretar lo que se está leyendo o viendo. Un incremento de la actividad cerebral quema principalmente hidratos de carbono, aunque es cuerto que el total de calorías consumidas es pequeño. Se estima que esta actividad puede ayudarnos a quemar entre 1 y 2 calorías por minuto.

    Evidentemente esta actividad no es efectiva si el objetivo es adelgazar rápidamente ya que el número de calorías consumidas es insuficiente.

  2. Trabajos caseros cotidianos (como barrer)

    Estas actividades también hacen que consumamos alguna que otra caloría, entre 2 y 3 por minuto. Normalmente se queman mayormente grasas, fuente de un 70% de las calorías consumidas realizando esta actividad.

    Puede parecer extraño incluir este tipo de actividades bajo la categoría de ejercicios pare perder peso. Hay que recalcar que estas actividades pueden ayudarnos a incrementar nuestro metabolismo. Por ejemplo, limpiar la casa más a menudo incrementará nuestra actividad y nuestro gasto de energía diario medio. A mayor cantidad de calorías consumidas, mayor cantidad de grasas quemadas.

    Añadir estas actividades a un programa de ejercicios pueden ayudarte a acelerar tu metabolismo. Si tu objetivo es bajar de peso rápidamente, puede que veas las tareas caseras con otros ojos!

  3. Andar

    Andar está considerado uno de los mejores ejercicios para perder peso. El porcentaje de grasas consumidas ronda el 55%, no obstante este número depende de la intensidad del esfuerzo realizado.

    Andar no sólo nos ayuda a quemar una mayor cantidad de grasa, sino que también puede ayudarnos a quemar muchas calorías si andamos durante un tiempo prolongado a un ritmo razonable. Un correcto equilibro entre el porcentaje de grasas quemadas y la cantidad de calorías consumidas debe ser la base para elegir un ejercicio que nos ayude a bajar de peso.

    Andar es un buen comienzo para bajar de peso, sin importar la edad.

  4. Ejercicos aeróbicos o jogging

    Los ejercicios aeróbicos son una elección muy popular cuando se pretende bajar de peso. Pueden ser muy efectivos para quemar una gran cantidad de energía en una sola sesión. No obstante, si una persona tiene sobrepeso este ejercicio puede ser demasiado intenso para quemar grasa de manera adecuada, sobre todo si esta persona intenta llevar el mismo ritmo que alguien en mejor estado de forma. Para una persona con sobrepeso, este ejercicio hará que respirar se convierta en una tarea complicada, lo que provocará que los hidratos de carbono sustituyan a las grasas como la principal fuente de combustible, haciendo que el porcentaje de grasas quemadas baje hasta un 30%.

    Un buen consejo es comenzar por una actividad más ligera como andar. Después de un par de semanas, comienza a andar a un ritmo más elevado hasta que al final cojas un ritmo cardíaco adecuado para desempeñar este ejercicio de manera efectiva.

  5. Correr (a una velocidad media de 5 minutos por kilómetro)

    Correr a un ritmo igual o inferior a 5 minutos por kilómetro nos ayudará a consumir por lo menos 10 calorías por minuto. Echando un vistazo a muchos de los corredores que ves por la calle, parece evidente que este es el ejercicio más popular para bajar de peso. Muchos corredores profesionales están ciertamente delgados, pero correr a un ritmo demasiado elevado hará que quememos más hidratos de carbono que grasas.

    Quemar una gran cantidad de hidratos de carbono hará que nuestro apetito aumente en vez de hacer que se regule mejor. Los corredores más expertos han conseguido a base de entrenamiento que sus músculos se adapten a un nivel de exigencia elevado, lo que hace que utilicen el oxígeno de una manera más eficiente y por tanto pierdan grasa incluso bajo condiciones muy exigentes.

  6. Esprintar o entrenar con pesas

    Estos son algunos de los ejercicios más intensos que podemos realizar. La energía que se consume en este tipo de ejercicios es principalmente hidratos de carbono. La cantidad de calorías quemadas mientras se realizan los ejercicios es muy elevada, no obstante estos ejercicios sólo se pueden realizar durante cortos intervalos debido a la fatiga muscular. Se recomienda hacer pausas pequeñas entre una tanda de ejercicios y la siguiente, aunque eso signifique quemar una pocas calorías de menos durante toda la sesión de entrenamiento. Habitualmente los ejercicios aeróbicos requieren de un esfuerzo constante, por lo que el número de calorías quemadas en este tipo de ejercicios es mayor. Una buena forma de quemar más energía con este tipo de ejercicios es realizar más repeticiones con mancuernas de menor peso.

    Los ejercicios demasiado intensos parecen por tanto no ser la mejor solución para bajar de peso. No obstante se ha sugerido que estos ejercicios pueden hacer que nuestro metabolismo se incremente, dando lugar a un mayor consumo de calorías en reposo. Usar pesas para ganar masa muscular tiene la ventaja añadida de incrementar nuestro metabolismo, ayudándonos a quemar más grasas en reposo. Incluir algunos ejercicios ligeros con mancuernas en nuestra lista de ejercicios diaria puede ser una buena idea.

El experto en fitness Tom Venuto ha enseñado a miles de personas de todo el mundo cómo utilizar ejercicios anaeróbicos para quemar la grasa almacenada de manera indirecta. 
 

Por favor, busque consejo de un profesional antes de intentar un nuevo programa de ejercicios para perder peso. Lea nuestras condiciones de uso!