El alcohol y perder peso – ¿engorda el alcohol?

El alcohol contiene muchas calorías

El alcohol puede ser utilizado como energía por nuestro organismo. El alcohol en sí mismo es alto en lo que a energía se refiere: contiene 7 calorías por gramo, muy cerca de la densidad calórica de la grasa corporal, que es de 9 calorías por gramo. Si además piensas en los azúcares añadidos que contienen las bebidas alcoholicas, entonces comprobarás que el alcohol no hace sino añadir una gran cantidad de calorías extra a tu dieta. Por esta razón muchos expertos recomiendan limitar el consumo de bebidas alcohólicas si se persigue el objetivo de perder peso.

¿Cómo puede el alcohol hacer que ganes peso?

La energía del alcohol no se puede almacenar, por lo que debe oxidarse y ser convertida en energía para ser utilizada inmediatamente. Cuando nuestro cuerpo utiliza el alcohol a través de procesos de oxidación, la oxidación de grasas, proteínas e hidratos de carbono se detiene, por lo que estos macronutrientes se almacenarán en nuestro organismo: el alcohol te está haciendo engordar de forma indirecta.

¿Es posible perder peso incluyendo alcohol en nuestra dieta?

En cualquier dieta perder peso está principalmente basado el controlar las calorías que ingerimos. En otras palabras, sería posible perder peso incluso consumiendo alcohol a diario; el problema es mantener el nivel total de calorías ingeridas, alcohol incluído, en los niveles deseables. Ingerir más alcohol implicará consumir menos alimentos y esto puede acarrear una carencia de determinados nutrientes básicos y puede afectar a nuestra salud. Una deficiencia en vitaminas dará lugar a niveles de metabolismo más bajos, y una ingesta deficiente de proteínas desembocará en pérdida de masa muscular.

Mi consejo es intentar evitar el alcohol en la medida de lo posible si se persigue el objetivo de perder peso. Es mejor consumir otros alimentos con un mayor contenido en nutrientes.