El estudio de la OCU sobre la calidad de la leche

El ser humano es un mamífero privilegiado

La leche es un alimento básico en nuestra dieta. El ser humano es el único mamífero capaz de sintetizar productos lácteos después de los meses de lactancia; de hecho no todas las personas pueden consumir leche. Diversos investigadores han especulado con que la habilidad de consumir leche se debe a una mutación que se tuvo lugar miles de años atrás en las poblaciones que colonizaron Europa. Por este motivo las personas de origen caucásico suelen ser capaces de consumir leche. Aunque pueda resultar raro para un español, se estima que aproximadamente un 80% de la población mundial tiene intolerancia a la lactosa en menor o mayor grado (desde efectos secundarios inocuos hasta problemas graves como alergias que pueden ocasionar la muerte).

En España la intolerancia a la lactosa no es muy común, y se consume leche en grandes cantidades. Con el paso de los años la competencia en el mercado lácteo se ha ido incrementando, lo que ha dado lugar a la aparición de numerosas marcas compitiendo a distintos niveles. La cantidad de marcas y precios distintos a los que se enfrenta una persona que se acerca al supermercado a por leche hace muy complicado poder saber a ciencia cierta cuál es el mejor producto o qué marca ofrece la mejor calidad-precio. Gracias a estudios como los de la Organización de Consumidores y Usuarios es más fácil encontrar respuesta a estas preguntas.

La importancia de la leche

La leche materna es indispensable en los meses de lactancia porque proporciona al bebé no sólo los nutrientes que necesita, sino también los anticuerpos de la madre. En esos primeros meses de vida la leche materna es la principal defensa del bebé contra enfermedades e infecciones.

En la vida adulta, la leche sigue desempeñando un papel importante. Las vitaminas A, B y D se encuentran presentes en este alimento, y junto con el calcio ayudan a que huesos y dientes se desarrollen con normalidad y permanezcan sanos y resistentes. Además del calcio, la leche contiene fósforo, que ingerido junto con el calcio en proporciones adecuadas ayuda a incrementar la absorción de calcio y sus efectos beneficiales. Además la leche contiene todos los aminoácidos esenciales para nuestro organismo; aunque en su mayor parte es agua, contiene todas las proteínas que nuestro cuerpo necesita. Todo esto ayudará a prevenir enfermedades como la osteoporosis o dolencias más graves como problemas cardíacos.

Un estudio necesario sobre la calidad de la leche entera

El estudio realizado por la OCU no sólo pone de manifiesto la existencia de diferencias abismales entre distintas marcas de leche entera, sino que además motiva sus resultados de una forma sencilla y pedagógica, con lo que cualquier persona puede comprender cuáles son los riesgos de que le den “gato por liebre” cuando se compra un brick de leche.

Hay que dejar claro que en principio la calidad de la leche que se vende en el supermercado viene determinada por la calidad de la materia prima. En España esto no representa ningún problema ya que le leche producida es de buena calidad; los problemas surgen en los pasos intermedios. Desde que la leche sale de la vaca hasta que llega al consumidor el producto sufre diversos tratamientos que pueden afectar negativamente a su calidad. En España lo habitual es comprar leche UHT-pasteurizada (que es la leche analizada en este estudio) y no leche fresca como en el caso de los países nórdicos.

Las conclusiones del estudio: precio y calidad no siempre van de la mano

La leche entera Pascual es la que consigue los mejores resultados del estudio, lo que parece respaldar la teoría de que cuanto más caro sea un producto mejor calidad tendrá. No obstante si se mira el resto del “top 10” con detalle se observa que hay muchas marcas blancas entre los diez primeros. Mención especial reciben Hacendado (Mercadona), la marca blanca con mejor resultado, y Muuu, la marca blanca de mejor relación calidad-precio (Ahorramás).

Los productos lácteos son un pilar básico de nuestra alimentación. Por este motivo es extremadamente importante saber comprar, y adquirir productos de calidad que proporcionen a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para llevar una vida sana.