Entrenamientos para perder grasa – El obeso contra el atleta

El mejor entrenamiento para cada individuo dependerá de la condición física

Todas las personas tenemos una condición física diferente, y esto cambia ligeramente las reglas para perder peso. Algunas personas pueden entrenar y quemar grasa durante períodos prolongados de tiempo. Por ejemplo, un atleta puede ejercitarse a una intensidad elevada y seguir perdiendo calorías en forma de grasa. Piensa simplemente en los corredores de maratón!

El sistema cardiovascular de un atleta se ha vuelto más eficiente tras años de duro entrenamiento, por lo que proporciona una mayor cantidad de oxígeno a las células, lo que permite quemar más grasa corporal (no olvidemos que quemar grasa requiere ejercicios aeróbicos). Para un atleta es más fácil permitirse un capricho de vez en cuando porque volverán sin excesivo esfuerzo a su porcentaje de grasa habitual.

Por otro lado, una persona obesa se quedará sin aliento incluso durante un suave paseo. Su sistema cardiovascular no puede soportar la demanda de oxígeno de los músculos. El peso extra que esa persona “transporta” al moverse hace que las células tengan que trabajar más duro, convirtiendo lo que debería ser un ejercicio aeróbico en uno anaeróbico. Los ejercicios anaeróbicos consumen principalmente hidratos de carbono, lo que hará que los niveles de grasa permanezcan inalterados.

Como conclusión, una persona que esté en baja forma física necesitará comenzar cualquier rutina de entrenamiento a un ritmo muy suave para poder ejercitarse en las frecuencias cardíascas adecuadas y realizar ejercicios aeróbicos.