Incrementa tu metabolismo de forma natural

Tomar un atajo para bajar de peso

Incrementar tu metabolismo por encima de tu tasa habitual es la forma más rápida para poder perder esos kilos de más de grasa corporal, es un hecho.

Si quieres perder grasa corporal de manera continuada hasta que alcances tu peso ideal, entonces conviene que trates de incrementar tu tasa metabólica en vez de ir saltando de una dieta a otra. No te dejes engañar por ninguna de las dietas milagrosas que aparecen cada día. Muchas dietas basan su funcionamiento en ingerir menos calorías de las necesarias, y eso te ayudará a perder peso al principio… pero con el paso del tiempo no perderás ni un gramo más porque tu cuerpo se ha adaptado a la cantidad de calorías que le suministras.

Una tasa metabólica más elevada funciona mejor porque incrementa automáticamente las calorías que consumes, lo que significa que puedes empezar a perder el exceso de grasa corporal sin ni siquiera tener que comenzar una dieta.

Si aún no te lo crees, entonces piensa en los culturistas. La mayoría están súper en forma, y aun así pueden comer cantidades ingentes de comida. Los culturistas han desarrollado un metabolismo increíblementente rápido y eficiente, y como resultado no tienen problemas relativos a almacenar grasa corporal.

El problema con enfocarse solamente en hacer dietas es que muchas de éstas pueden hacer que tu metabolismo disminuya debido a una menor ingesta de calorías. Una menor tasa metabólica es la razón habitual por la que la pérdida de peso se detiene. Realizar más ejercicio a estas alturas puede no tener ya los beneficios deseados. Además, reducir la cantidad de alimentos que comes nosyele ayudar tanto ya que también provoca una pérdida neta de las proteínas que contienen los músculos, lo que también provoca que tu metabolismo se reduzca. En pocas palabras, tu cuerpo se ha adaptado a la nueva cantidad de calorías que le proporcionas.

Es un hecho fisiológico que cuando perdemos peso también perdemos proteínas de nuestros músculos. Cuanto más rápida sea la pérdida de peso, mayor proporción de proteínas perderemos. Eso es así sencillamente porque ingerimos menos proteínas cuando hacemos una dieta y porque las proteínas presentes en los músculos serán utilizadas para suministrar energía a nuestro organismo y para mantener nuestro sistema inmunológico. Desafortunadamente una pérdida neta de proteínas hará que nuestro metabolismo disminuya.

Debido al proceso de perder proteínas, la composición de nuestro cuerpo varía y el metabolismo disminuye. Debido a este proceso nuestro cuerpo requiere gradualmente menos calorías para funcionar y mantener el mismo peso. Si el nivel de calorías ingeridas se mantiene, la pérdida de peso terminará por detenerse. De hecho es posible incluso que empecemos a recuperar peso poco a poco si nuestro cuerpo se ha acostumbrado del todo a la nueva cantidad de calorías ingeridas.

Incrementa tu tasa metabólica para evitar pérdidas de líquidos

Cuantas más proteínas se consuman de nuestros músuclos, mayor cantidad de fluídos perderemos ya que las proteínas contienen cuatro veces su peso en agua. Por tanto la pérdida de peso en las primeras semanas se podrá deber a una pérdida de líquidos y no a una reducción de grasa corporal.

Si alguien pierde tres kilos en la primera semana, eso implicaría haber quemado 20.000 calorías en el caso de que la pérdida de peso se debiera a una reducción de la grasa corporal. Para alcanzar estos números sería necesario realizar ejercicio constantemente durante esos siete días. En realidad, la cantidad de grasa corporal perdida apenas alcanzará un kilo; el resto será principalmente agua. El motivo por el que muchas personas que realizan una dieta recuperan peso una vez han dejado de hacer dieta es porque el cuerpo quiere recuperar los niveles idóneos de agua y proteínas. En otras palabras, nuestro organismo recuperará sus niveles de líquidos una vez que el cuerpo estabiliza su ingesta calórica.

Un incremento de nuestra tasa metabólica resultará en una ganancia de líquidos, por lo que la pérdida de peso será más gradual. Esta es una razón por la que la pérdida de peso habitual debería rondar un kilo a la semana. Al incrementar tu metabolismo estás dando a tu cuerpo un motivo para que almacene proteínas, y por tanto una razón para que pierda menos líquidos.

Incluso si se ejercita más nuestro cuerpo, puede que tenga lugar una perdida neta de proteínas si la cantidad de calorías ingeridas es demasiado baja.

Recuerda que las dietas se suelen basar en reducir la cantidad de calorías ingeridas. Como el cuerpo utiliza hidratos de carbono al ejercitarse, esto implica también utilizar más proteínas para producir hidratos de carbono. Los hidratos de carbono son lecesarios en el caso de personas que se encuentren en baja forma, ya que en este caso el sistema cardiovascular no funcionará de forma óptima y no se podrá suministrar la suficiente cantidad de oxígeno a nuestro cuerpo para que queme grasa corporal durante el ejercicio.

Ejercitarse incrementará el metabolismo, pero el truco para perder peso se encuentra en realizar los ejercicios adecuados para cada configuración corporal, y no obcecarse en quitar calorías de la dieta demasiado temprano. Para perder grasa corporal rápidamente, debes preparar a tu cuerpo de antemano incrementando tu tasa metabólica. Esto permitirá a tu cuerpo quemar un mayor porcentaje de grasa corporal a la vez que se regula el metabolismo de las proteínas. 
 

Cómo te ayuda un metabolismo basal elevado

Una tasa metabólica más elevada proporiona numerosos beneficios que ayudarán a perder peso de manera permanente:

Un programa que te guíe paso a paso sobre el proceso de incrementar tu metabolismo está más allá del propósito de este artículo. Es muy recomendable adquirir el e-book de Tom Venuto, experto en pérdida de grasa.