La dieta Paleo – La dieta del cazador-recolector

¿Qué es la dieta Paleo?

Paleo es un diminutivo de paleolítico, que se refiere a la era prehistórica en la que el ser humano comenzó a utilizar herramientas de piedra. La dieta Paleo hace referencia a comer como lo hacían nuestros ancestros cazadores-recolectores.

Obviamente nuestros antepasados no tenían acceso a alimentos precocinados ni se tiraban el día delante del ordenador. Nuestros ancestros estaban el día entero moviéndose, recorriendo distancias de hata 20 kilómetros diarios en busca de presas y de alimentos que recolectar. Teniendo esto en cuenta, la dieta paleo busca replicar la dieta tradicional del paleolítico.

Esta dieta no es una dieta sino más bien intenta copiar, adaptando a los tiemps modernos, el tipo de dieta para la que el cuerpo humano fue diseñado. La revolución agrícola se considera responsable del incremento en problemas de salud que tenemos actualmente: ataques de corazón, diabetes, obesidad, hipertensión… todo esto se puede relacionar con un consumo excesivo de alimentos procesados, azúcares añadidos, conservantes, alimentos con un contenido excesivo en sal…

La dieta del paleolítico excluye productos lácteos y cereales, lo que tiene sentido considerando que una gran parte de la población es intolerante a la lactosa y lo mismo (aunque en menor medida) ocurre con los celíacos, ya que se estima que 1 de cada 22 personas puede sufrir esta enfermedad. Estas estadíasticas pueden considerarse como una prueba suficientemente sólida de que aunque pensemos que nuestro cuerpo se ha adaptado a estos alimentos, la realidad lo desmiente.

Esta dieta se ha vuelto popular por su habilidad natural de provocar pérdidas de peso apreciables, aumentar el nivel de energía, reducir el riesgo de enfermedades y ayudar a dormir mejor. Las personas que siguien esta dieta también afirman tener menos dolores de cabeza, de estómago y de articulaciones. La dieta paleo contiene todos los nutrientes y vitaminas que una persona necesita, sacándoloss de frutas, verduras, pescados y carnes. La prioridad se centra en alimentos orgánicos.

Puede que esta dieta suene aburrida (por el tipo de alimentos), pero te llevarás una sorpresa. Esta dieta también incluye alimentos dulces aunque naturales como almendras y cocos. Hay incluso recetas para chocolate natural. Seguir esta dieta no quiere decir salir a cazar al camplo ni irse a recolectar frambuesas, simplemente evitar alimentos que demuestren tener un efecto negativo en nuestro cuerpo.

¿Con qué frecuencia has visto alguna imagen de un hombre de las cavernas gordo?

La respuesta probablemente sea “nunca” Esto se debe a que el sobrepeso es una enfermedad moderna. No necesitas dietas milagrosas, píldoras para adelgazar ni dietas extremas para mantenerte en tu peso ideal, simplemente sigue una dieta sana y equilibrada. Este es el principio en el que se basa esta dieta: es una dieta natural, que no requiere esfuerzos extra y que busca copiar la dieta para la que nuestro cuerpo ha sido programada con el objetivo de llevar una vida sana.