Vitamina C - Lista de alimentos ricos en vitamina C

Importancia de la vitamina C

La vitamina C (ácido ascórbico) es posiblemente la vitamina más conocida de todas. Reliza una gran cantidad de funciones vitales básicas. Debes asegurarte de que tomas la suficiente cantidad de vitamina C cada día.

La vitamina C es una vitamina muy valiosa que participa en muchas funciones corporales, que incluyen la reparación y mantenimiento del tejido muscular, reforzar los grlóbulos rojos, absorber calcio para ayudar en la formación de dientes y huesos… además ayuda defenderse contra infecciones y reduce el nivel de colesterol. Por último, la vitamina C ayuda a absorber el hierro de los alimentos, y por tanto ayuda a prevenir la anemia. Al ser una vitamina soluble en agua el cuerpo es incapaz de almacenarla, por lo que necesitamos un suministro constante y diari para mantener siempre una cantidad adecuada de estas vitaminas.

La cantidad diaria recomendada de vitamina C son 40 miligramos al día para un adulto (no incluye a mujeres en período de embarazo o lactancia).

Consulta a tu médico antes de incrementar la cantidad de nutrientes o de cambiar tu dieta!

Tabla con alimentos ricos en vitamina C

Alimentos ricos en vitamina C Miligramos de viamina C (por cada 100 g)
Grosella 200
Guayaba 200
Fresas 80
Limones 60
Naranja 50
Kiwi 50
Mandarina 40
Pomelo 36
Frambuesas 30
Nectarinas 30
Duraznos 30
Mangos 30
Verduras ricas en vitamina C
Pimientos 70
Coles de bruselas 60
Brócoli 44
Colrizada 70
Calabaza 35
Coliflor 27
Tomate 20
Repollo 20
Patatas

¿Qué puede ocurrir si no consumes la cantidad suficiente de vitamina C?

Una carencia de vitamina C casi seguro termina causando escorbuto, conocido como la enfermedad de los marineros. En esta enfermedad los glóbulos rojos se rompen, dando lugrar a sangrados cutáneos, pérdida de dientes, aparición de hematomas, menor resistencia a infecciones, anemia… Incluso en casos menos extremos de carencia de esta vitamina pueden apreciarse síntomas similares, junto con sangrados por la nariz, apatía y dolor de articulaciones.

¿Quién necesita vitamina C?

Las mujeres en período de embarazo o de lactancia, bebés que son alimentados a partir de biberones y no beben zumo de naranja, y niños que se niegan a comer alimentos ricos en vitamina C (necesitarán algún suplemento vitamínico). Las personas mayores, cuya habilidad para absorber vitaminas se pierde con los años y que además puede que no sigan una deta tan equilibrada como deberían. Las mujeres que estén tomando la píldora, especialmente las que han estado tomándola durante muchos años, puede que necesiten consumir más alimentos ricos en vitamina C ya que sus niveles de estrógeno varían. Aquellas personas que fuman y beben con regularidad tendrán niveles más bajos de vitamina C por lo que necesitarán cantidades adicionales de esta vitamina.

Durante enfermedades y después de una operación, durante la convalecencia (sobre todo si es necesario ingerir antibióticos o aspirinas) también será necesario aumentar la ingesta de vitamina C. Por último, toda persona que tenga una dieta poco equilibrada, que coma habitualmente comida basura o comida para llevar necesitarán dosis extra de estas vitaminas, ya que ese tipo de comidas se mantienen calientes durante períodos prolongados de tiempo, lo que reduce su contenido de vitamina C.