Perder líquido al adelgazar – cómo reducir la perdida de agua

Cuando se adelgaza es inevitable que parte del peso perdido sea agua. No importa cómo perdamos peso o cuánto tiempo nos lleve adelgazar, todo el mundo pierde agua al bajar de peso.

Hay muchos factores que determinan la cantidad de agua que perdemos en comparación con la cantidad de grasa que perdemos:

¿Qué ocurre cuando se pierden líquidos?

La pérdida de peso debida a pérdida de líquidos se debe a una reducción neta de los niveles de proteínas e hidratos de carbono, sobre todo durante las primeras semanas de una dieta. Al ingerir menos calorías el cuerpo necesita utilizar la energía que se encuentra almacenada en nuestro organismo, por lo que recurre a las proteínas y a los hidratos de carbono. Cuando estos nutrientes se metabolizan, liberamos agua. Las reservas de grasa también proporcionan energía, pero en los primeros días de una dieta la energía proviene en mayor medida de proteínas e hidratos de carbono.

Para perder peso de forma eficiente y permanente los mejor es limitar en la medida de lo posible la pérdida de peso debida a una pérdida de agua. Para conseguirlo podemos: