Perder peso rápido

No hay milagros para perder peso

Cuando se le pregunta a las personas que siguen una dieta cómo piensan perder peso rápidamente, muchos de ellos responden con naturalidad “reduciendo la cantidad de comida que consumimos cada día”. Hasta cierto punto es correcto: el cuerpo debe entrar en un estado de balance de energía negativo. Esto es, será necesario ingerir menos calorías de las que nuestro cuerpo consume cada día para empezar a perder peso.

El problema es que las personas que siguen una dieta tienden a reducir la cantidad de calorías que ingieren por día demasiado durante las primeras fases de una dieta. Los elevados niveles de motivación y una ambición por perder peso desmesurada puede llevar a saltarse demasiadas comidas seguidas. Reducir la ingesta tan drásticamente parece que suena como una buena idea para adelgazar rápidamente. De hecho, mucha gente experimenta una rápida bajada de peso, pero como veremos a continuación, gran parte de esa pérdida de peso no se debe a pérdida de grasa corporal.

Si la energía en forma de calorías fuera el único requisito de nuestro organismo entonces no pasaría nada por adelgazar tan drásticamente. El problema es que necesitamos cantidades diarias de gran cantidad de nutrientes distintos, sobre todo de proteínas. Las proteínas no son solamente la base de nuestros músculos, sino que también son necesarias para producir millones de anticuerpos y de enzimas requeridos en todas las reacciones químicas que tienen lugar en las células de nuestro cuerpo. Algunos enzimas también forman parte de las reacciones químicas necesarias para quemar grasa de las células grasas. De hecho, las proteínas son tan necesarias que si la cantidad de proteínas ingeridas no es suficiente nuestro organismo tiene que recurrir a romper proteínas de nuestros músculos para que nuestro metabolismo siga funcionaldo normalmente. Si se llega a este extremo, estaremos creando una limitación tanto a corto plazo como a largo plazo en cuanto a la cantidad de grasa corporal que nuestro cuerpo puede quemar.

Esto no significa que debas seguir una dieta rica en proteínas para perder peso rápidamente. Es más importante suministrar a nuestro organismo una pequeña cantidad de proteínas de alta calidad en nuestras comidas.

Cuando se baja de peso rápidamente la causa no es principalmente una reducción en la cantidad de grasa corporal

Algunos estudios han indicado que cuando perdemos peso rápidamente el 65% del peso perdido en los primeros diez días proviene de tejido muscular y sólo el 35% es realmente grasa que hemos consumido. Para tener una mejor oportunidad de perder peso en forma de grasa corporal debes intentar mantener una gran cantidad de masa muscular cuando pierdes peso. La única forma de mantener masa muscular cuando suministras a tu cuerpo menos calorías de las que consumes es entrenando con pesas, ya que esto obligará a tu organismo a mantener más tejido muscular y a quemar una mayor proporción de grasa.

Puedes aprender más sobre entrenamientos con pesas para perder grasa corporal en la web burnthefat.com. El dueño del dominio, Tom Venuto, tiene mucha experiencia en lo que se refiere a reducir grasa corporal y mantener el tejido muscular al mismo tiempo; Tom ha entrenado a muchos culturistas en este aspecto.

Consejos para adelgazar rápidamente