Carbohidratos - Ración diaria de hidratos de carbono

Importancia de los hidratos de carbono

La cantidad de hidratos de carbono diaria que debemos consumir es un número que tenemos que tener muy presente. Los hidratos de carbono son la fuente de energía principal para realizar cualquier movimiento muscular. En el caso de una persona normal la dieta debe proporcionar una gran cantidad de energía en forma de hidratos de carbono. Si te ejercitas con frecuencia la cantidad de hidratos de carbono que ingieres debe ser aún mayor. Una buena cantidad de hidratos de carbono permite que tus músculos trabajen más duro en una sesión de entrenamiento, ayudándote a quemar más calorías y a mantenerte en tu peso.

Una dieta baja en hidratos de carbono puede hacer que el ejercicio parezca duro, sobre todo si realizas ejercicios anaeróbicos. Si el ejercicio resulta demasiado duro esto puede quitarte las ganas de volver a realizar ejercicio de forma habitual, lo que afectará negativamente a tu estado de forma.

Generalmente el 60% de las calorías que ingieres en tu dieta deberían ser en forma de hidratos de carbono. De este porcentaje conviene que la mayor parte sean en forma de hidratos de carbono complejos, provenientes de alimentos naturales como verduras, cereales y alimentos integrales.

Algunas de las personas a las que les cuesta perder peso pueden beneficiarse de una dieta baja en hidratoss de carbono, no obstante hay que tener en cuenta que aunque estas dietas ayudan a perder algo de peso al principio, creemos que vuelve a la gente algo perezosa (ya que puede hacer que te canses antes). Además, gran parte de la pérdida de peso inicial se deberá más a una disminución de fluídos corporales.
Tom Venuto cree que una dieta baja en hidratos de carbono puede ayudar a la gente a quemar grasa corporal si todas las ventajas de esta dieta se tienen en cuenta y se combinan con una dieta normal. Tom Venuto considera que hacer una dieta extremadamente baja en hidratos de carbono es una completa locura!&

Fuentes de hidratos de carbono

Muchos alimentos procesados con un contenido elevado en hidratos de carbono también contienen muchas grasas y calorías, por lo que los alimentos procesados deberían reducir su presencia en una dieta que busque ayudarte a perder peso. Por ejemplo, las patatas son bajas en calorías y una fuente de hidratos de carbono complejos, pero sin comes por ejemplo patatas fritas del McDonalds estarás añadiendo grasas y calorías extra.

Cuando planifiques los hidratos de carbono que vas a ingerir deberías intentar consumir alimentos naturales y frescos. Mira las etiquetas de los alimentos para comprobar su contenido en grasas y calorías. Una regla muy fácil de recordar es que si un alimento contiene más de 15 gramos de grasa por cada 100 gramos de producto entonces es un alimento que deberías evitar o al menos consumir en porciones más reducidas.