Seis consejos para estar más sano y ser más feliz

En un mundo ideal ninguno de nosotros tendría que lidiar con el estrés y los problemas que aparecen en nuestro día a día. El trabajo, la familia, subidas de precios, colapso económico, más criminalidad y muchos más problemas apareciendo por doquier es difícil relajarse y estar tranquilo y feliz.

Millones de personas alrededor del mundo se enfrentan a problemas de exceso de peso que muchas veces son un obstáculo para alcanzar la felicidad. Mientras algunos se esfuerzan por hacer los cambios necesarios en su estilo de vida para estar más sanos y sentirse mejor, otros continúan estando infelices con su cuerpo y su forma de ser.

Si has decidido que ya es hora de hacer esos cambios necesarios en tu vida, intenta estos seis consejos para convertirte en una persona más sana y feliz. Puede que te topes con algunos obstáculos en tu camino, y puede que te des cuenta de que cambiar tu estilo de vida no es una tarea sencilla, pero al final del camino serás recompensado con resultados apreciables.

Los seis consejos

Diviértete

Siempre se ha dicho que la risa es la mejor medicina. Recientemente algunos estudios han podido comprobarlo: un estrés elevado puede acelerar el envejecimiento y dañar tu ADN. Una buena forma de combatir estos efectos es simplemente estar feliz y alegre.

No importa si lo que te gusta es bailar, ver una comedia, contar historias graciosas con tus amigos, leer un libro… deberías hacer cualquier cosa que te guste y te haga estar alegre; deberías reír en abundancia.

Haz algo de ejercicio

Un cuerpo sano es parte importante de llevar una vida sana, y el ejercicio es de lejos la mejor forma de estar y sentirse mejor. Incluso si son solamente 20 minutos cada día, necesitas encontrar algo de tiempo para ejercitarte. No es neesario apuntarse a un gimnasio; basta con sacar a pasear al perro o hacer algo de jogging.

Hay muchos estudios que prueban cómo estar sano y realizar entrenamientos regulares ayuda a mejorar tu estado de ánimo, combatir el cancer, mejorar tu líbido y aumentar tu metabolismo. La falta de ejercicio es en definitiva la antítesis de la salud y la felicidad.

Reduce tu ingesta de azúcar

El azúcar contribuye a incrementar tu peso y aumentar el riesgo de diabetes, y además afecta tus cicles de sueño y un montón de otros factores que afectarán tu estado de ánimo en general.

Desde un punto de vista estético, el azúcar crea niveles elevados de insulina que acelerarán la aparición de arrugas. Reduciendo esos niveles de azúcar tu aspecto físico mejorará y te sentirás mucho mejor contigo mismo.

Añade ácidos grasos a tu dieta

La lista de los beneficios de incluir ácidos Omega-3 en tu dieta es casi interminable. Estos ácidos no solamente te ayudan a equilibrar tu dieta, sino que te proporcionan defensas adicionales contra inflamaciones y harán que tu piel luzca mejor si los usas para hidratarte.

Una buena hidratación es clave

Aquí hablamos de hidratación en toda su extensión. Para empezar deberías beber mucha agua, al menos ocho vasos al día. Esto no sólo mantendrá tu metabolismo alto sino que ayudará a que tu cuerpo queme hidratos de carbono y procese grasas y proteínas de forma mucho más eficiente.

Por otro lado, una piel hidratada también cuenta. La gente que luce bien por lo general también se siente bien, y que tu piel esté brillante y saludable es un buen comienzo.

Cuida y protege tu piel

Como hemos mencionado anteriormente, mantener tu piel en buen estado te ayudará a sentirte mejor y a resaltar tu belleza. Ona forma de que tu piel luzca joven es usar exfoliantes cada mañana. El objetivo es eliminar las células muertas y limpiar los poros. Evita exfoliantes abrasivos y productos químicos: decántate por productos 100% naturales que serán menos intrusivos.

Resumiendo, puedes encontrar infinidad de consejos sobre cómo tener una mejor presencia y sentirte mejor. Estos seis consejos son definitivamente un buen comienzo y un paso en la dirección correcta. Muchos de estos consejos tienen que ver simplemente con cuidarte como dios manda. Sólo se vive una vez, por lo que emplear algo de tiempo cada día para garantizarte sentirte mejor contigo mismo y estar más feliz realmente merece la pena.