Vitamina E – Qué alimentos son ricos en vitamina E

Importancia de consumir vitamina E

La vitamina E o tocoferol es esencial para nuestra salud y vitalidad, ya que está involucrada en muchas funciones importantes en nuestro organismo. Muchas personas creen que tiene efectos casi mágicos, como la habilidad de incrementar la virilidad.

Sea verdad o no que la vitamina E es milagros, lo que sí es cierto es que juega un papel esencial en funciones coporales relacionadas con la protección y recuperación de nuestro organismo. Su función principal es la de actuar como antioxidante, lo que significa que protege otros nutrientes, como las vitaminas A, B, C o las grasas insaturadas, de la oxidación. La vitamina E puede realizar esta labor gracias al mineral selenio. La vitamina E también tiene un papel relevante en dilatar venas y arterias y fortalecer los capilares. También incrementa la eficiencia de nuestro tejido muscular, actúa como un diurético natural y ayuda al crecimiento de la piel. La vitamina E también ayuda a nuestro organismo a hacer frente a infecciones, a los efectos de la polución y posiblemente a aumentar la fertilidad en los varones y prevenir el envejecimiento.

La vitamina E es soluble en grasa, pero a diferencia de otras vitaminas sólo una pequeña parte se almacena en nuestro organismo, por lo que necesitaremos ingerir vitamina E con regularidad.

Alimentos con un contenido elevado de vitamina E

Alimento (100 g) Vitamina E (mg)
Aceite de girasol 49
Avellanas 25
Almendras 24
Aceite de colza 22
Aceite de hígado de bacalao 20
Mayonesa 19
Aceite de maíz 17
Aceite de soja 16
Aceite de cacahuete 15
Piñones 13
Palomitas de maíz 11
Margarina 8
Nueces de brasil 7
Mazapán 6
Boniatos 4,5
Yema de huevo 3
Aguacate 3

¿Qué puede pasar si no ingieres la suficiente cantidad de vitamina E?

Aunque todo el mundo necesita vitamina E, es difícil encontrar una enfermedad directamente asociada a una deficiencia de vitamina E. Los recién nacidos pueden desarrollar anemia por sus bajos niveles de vitamina E al nacer. Sus niveles de vitamina E volverán a la normalidad con rapidez si se alimentan de leche materna. Los adultos que tengan problemas asimilando la vitamina E necesitarán suplementos vitamínicos.

En otros casos se ha comprobado que una carencia de vitamina E puede desembocar en falta de vitalidad, falta de concentración o cansancio. También puede reducir el apetito sexual. Deficiencias muy severas de vitamina E pueden desembocar en anemia y en desórdenes del aparato reproductivo. 
 

¿Quién necesita vitamina E?

Se han llevado a cabo muchas investigaciones sobre esta vitamina, y si bien todos los expertos coinciden en que es imprescindible para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente, no está muy claro si ingerir una cantidad mayor de lo habitual proporciona beneficios extra. La vitamina E puede ayudar en el caso de personas con problemas de corazón o en el caso de mujeres con varices o problemas menstruales. El estrógeno en la píldora del día después o algunas terapias para la menopausia pueden afectar negativamente la absorción de esta vitamina, por lo que en estas situaciones las mujeres necesitarán un suplemento de vitamina E.

Las personas con diabetes pueden ver reducido el riesgo de sufrir problemas circulatorios con una buena ingesta de vitamina E. Esta vitamina también ayuda a mitigar los efectos de úlceras. Los atletas también pueden encontrar esta vitamina útil, igual que personas con problemas de fertilidad.

Si quieres utilizar las propiedades terapéuticas de esta vitamina, es conveniente seguir los consejos de un doctor o de tu médico de cabecera.